Etapa 5 | Ruta 66 – De Tulsa a Erick, OK – 400 km

Quinto día de nuestro viaje por la Ruta 66. Es esta etapa, recorreremos algo más de 400 kilómetros para llegar desde Tulsa hasta Erick, ambas en el estado de Oklahoma. Esta es una de esas jornadas intensas llenas de personajes emblemáticos, pueblos fantasma y atracciones de carretera. Empezamos nuestra Etapa 5 | Ruta 66.

Dejando Tulsa y tomando, de nuevo, la Ruta 66

Tulsa es una ciudad muy grande. Las visitas más interesantes ya las vimos en la etapa 4 de la Ruta 66, así que emprendemos la marcha de buena mañana. Para esta jornada lo ideal es madrugar, porque se trata de una etapa larga. 400 kilómetros sería lo que conduciríamos si fuéramos por la Interestatal, pero por la Ruta 66, será algo más larga. Además, está llena de paradas míticas y a 2 de ellas les vamos a querer dedicar algo más de tiempo.

De Tulsa a Arcadia, Oklahoma

De Tulsa a Arcadia hay aproximadamente 1 hora y media. Tenemos varias paradas interesantes por el camino, si la recorremos a través de la Ruta 66.

Etapa 5 Ruta 66
Ruinas del autocine de Sapulpa, Oklahoma. Fotografía de Drexhelms
  • Norma’s Diamond Café en Sapulpa: es perfecto para desayunar, porque está a escasos 15 minutos de la salida de Tulsa por la Old 66. Fue uno de esos locales que servía café a los viajeros de la Ruta desde sus primeros años. Su dueña, Norma, se hizo muy popular por su amabilidad, pero falleció en el año 2000. Aún así, el Café sigue abierto y muchos viajeros siguen acudiendo allí.
  • Ozark Trail, tramo auténtico de la Ruta 66 de casi 7 kilómetros, entre árboles y de una gran estrechez. Es el antiguo pavimento. En él se pueden ver las ruinas del viejo autocine, el Tee Pee Drive-In Theater y cruzar su puente de metal, que data de 1921. La entrada a este tramo no es muy visible, ya que la carretera ya no está catalogada, así que hay que estar pendientes o poner ‘Rock Creek Bridge‘ en el Google Maps.

Sapulpa, que se trata de un pueblo pequeño, ha sido territorio español, después francés, después inglés, después mexicano y después estadounidense. Pero realmente, su historia es la de las tribus indias, que se asentaron en Sapulpa en 1850. Concretamente, los indios Creek.

  • Skyliner Motel de Stroud (717 W Main Street, Stroud) con su emblemático letrero de neón. El hotel todavía está abierto, pero no se conserva demasiado bien. La visita para fotografiar su neón es muy característica.
Skyliner motel Etapa 5 ruta 66
Skyliner Motel por Group de Besanez
  • Chandler’s Route 66 Interpretive Center: este museo se encuentra en un edificio militar art deco y se abrió al público en 2012. La ciudad de Chandler, muy ligada a la historia de la Ruta 66, lo convirtió en un gigante homenaje a la vieja carretera. Hay algunos coches antiguos, proyecciones de imágenes de la Ruta 66 en los años 30, e incluso una especie de habitación de hotel virtual con una cama para ver proyecciones en el techo.
  • En Chendler también se encuentra una de esas joyitas de la Ruta 66 que pasan desapercibidas: el H&S Theater, de 1926. Se trata de un viejo cine histórico que, a día de hoy, todavía está abierto y proyecta, todas las noches, películas de época. Sin duda alguna, si pasásemos la noche en esta ciudad, sería un plan perfecto.

Como podemos comprobar, a nivel hoteles, gasolineras o sitios míticos, no es uno de los mejores días. La Etapa 5 | Ruta 66, tiene su verdadera esencia en los personajes que vamos a conocer. Y todo comienza en la localidad de Arcadia.

Etapa 5 | Ruta 66: Arcadia y su entrañable John Hargrove

Tras dejar Chandler, a unos pocos kilómetros, llegamos a Arcadia. En Arcadia se hizo popular el granero redondo, “Arcadia Round Barn“, en plena Ruta 66. Dicen que fue el primer granero redondo del mundo, aunque es difícil saber si es cierto.

Granero redondo Arcadia Round Bar
Granero redondo en Arcadia, Ruta 66 – Por Mike Davis

Y en esta pequeña población también veremos la mítica botella POPS. Sin embargo, la atracción verdaderamente fascinante de esta población no es un granero, ni un museo, ni un neón, ni un café, ni un hotel, ni una gasolinera vintage. Es un hombre y todo lo que ha construido con sus propias manos. Es… ¡John Hargrove!

La casa de John Hargrove en Arcadia, Oklahoma

Lo primero que vemos para reconocer que hemos llegado a este lugar es encontrarnos, volando en una ventana de una casa, un Volkswagen. Se trata de ‘Herbie’, el coche de la película ‘Herbie’, que al parecer, quiere saltar volando de la casa por la ventana. Si nos acercamos hasta ahí, vemos que es una enorme casa en la que vive alguien muy particular.

John Hargrove es un aficionado de la Ruta 66 que, antes de crear este extraño museo, se dedicaba a la aviación. Pero lo dejó todo para llenar su casa de réplicas construidas por el mismo de todas las atracciones emblemáticas de la Ruta. Tiene, incluso, un pequeño cine y un café. Es uno de esos museos de lo extravagante, en los que casi más interesante que lo que estamos viendo, es la persona que nos lo está enseñando.

Viajero cuenta su experiencia con John Hargrove.

John nos acompaña durante toda la visita, contándonos anécdotas. La entrada es gratuita, pero como siempre, hay que aportar algo al bote de propinas, pues así es como todo esto se conserva. La única parte negativa es que, para que podamos verle, tendremos que encontrarle en casa. No es ningún museo, así que no tiene horarios. Hay que acercarse hasta la valla y gritar ¡Jooooohn! esperando que nos abra.

Realmente, es más sencillo que todo eso. Si la valla está abierta, significa que John Hargrove está en casa, así que podemos cruzar con el coche y quedarnos en el asfalto. Él saldrá a recibirnos. Si la valla está cerrada, probablemente John no esté en casa.

De Arcadia a Erick, OK: lo mejor de la Ruta 66 | Etapa 5

Tras dejar la casa de John, partimos hacia Erick, la que es para nosotros, sin duda alguna, la visita más loca y divertida de toda la Ruta 66.

Hay varias paradas interesantes por el camino. La Ruta 66 bordea la ciudad de Oklahoma City, así que, las paradas interesantes son todas pequeñas poblaciones y atracciones de carretera.

  • Pony Bridge: puente metálico de color amarillo, por el que pasaba la Ruta 66 en 1933.
  • Lucille’s Service Station de Hydro: es una antigua gasolinera, construida en 1929, que terminó en manos de Carl y Lucille Harmon en 1941. A Lucille la llamaban “Mother of the Mother Road” por su simpatía con los viajeros, y la pequeña estación de servicio se hizo muy popular. Desde su muerte en el año 2000, la gasolinera se ha convertido en una especie de homenaje. Los vecinos y viajeros llevan flores a las cruces y se ha convertido en un lugar de culto a ella y al espíritu de la Ruta 66.
Lucille Gas Station Etapa 5 Ruta 66
Gasolinera de Lucille. Fotografía de Carleta Latham
  • En Clinton nos encontramos otro museo de la Ruta 66, el Oklahoma Route 66 Museum. (229 West Gary Boulevard, Clinton). Lo más peculiar de este museo es que la audioguía e stá narrada por Michael Wallis, escritor de Route 66: The Mother Road y nominado al premio Pulitzer nada menos que 3 veces. A muchos os puede sonar por ser la voz del sheriff de Radiador Springs, Cars. Abre todos los días, como mínimo, de 9 a 17h, y los domingos de invierno, de 13 a 17h.

El tema de los museos de la Ruta 66 es complejo, porque hay mucha variedad de opiniones. Hay quienes los consideran una pérdida de tiempo y hay quienes creen que son imprescindibles para comprender el viaje que se está haciendo. Así que, pronto haré una entrada en el blog sobre los museos de la Ruta 66.

  • Y nos encontramos, en la población de Elk City, un nuevo museo de la Ruta: el National Route 66 Museum. Es conocido, sobre todo, por su enorme señal de US Route 66 que se encuentra en el Parking.
  • El famoso búfalo Spirit of the West en Sayre, Oklahoma. Se trata de la enorme figura de un búfalo vestido de militar. Se colocó en Sayre en la década de los 2000, así que no es tradición propiamente rutera, pero se ha hecho popular por su relación con el espíritu del Oeste.

De hecho, es precisamente por estas tierras por donde comenzamos a ver un nuevo cambio de paisaje. Estamos acercándonos a Texas, y la vegetación cambia. Del verde vamos pasando al amarillo. Y de los bosques vamos pasando a los campos. Atravesando los EEUU a través de la Ruta 66 vamos viendo cómo todo ello va cambiando.

Poco más de 20 minutos después de dejar Sayre, llegamos a una ciudad muy especial: Erick, Oklahoma. Es nuestro destino final y una de las paradas más míticas de toda la Ruta 66.

Erick, Oklahoma: el paraíso redneck de Harley Russell y su Sandhills Curiosity Shop

¡Por fin habíamos llegado a Erick, Oklahoma! Esta era una de las paradas que más intriga nos generaba en todo el viaje. Habíamos sabido de este pueblo a partir del documental Almost Ghosts. En él se cuenta la historia de 3 personajes emblemáticos de la Ruta 66, entre ellos, del que nos ocupa, Harley Russell.

A uno de ellos, Lowell Davis, ya lo habíamos conocido en nuestro Día 4 de la Ruta 66: de Lebanon a Tulsa. Tras ver la película decidimos que queríamos conocer y saludar a los 3 protagonistas, y desde luego, Harley Russell no iba a ser menos. Se trata de un redneck sureño que vive al lado de su “tienda”, la Sandhills Curiosity Shop.

Trailer de Almost Ghosts, donde aparece Harley Russell

La Sandhills Curiosity Shop no es una tienda, porque nada está en venta. Sin embargo está toda llena de objetos vintage de la Ruta 66. Desde fuera, parece una tienda de antigüedades y memorabilia de la ruta. Pero en realidad es el garito redneck de Harley y Annabelle, quien falleció hace algunos años por un cáncer.

Este local está en el edificio más antiguo de Erick, y nada más entrar, nos recibió Harley. Nos gritó unas cuantas cosas en un inglés absolutamente sureño que no fuimos capaces de entender. Y tal cual habíamos visto en el documental, nos ofreció cervezas, estuvo charlando con nosotros (le tuvimos que decir ‘Yes’ ‘Yes’ a todo porque no le entendíamos nada), y se puso a tocar una canción.

Desde luego que la parada es una visita obligatoria. Tenía una actuación con su mujer, Annabelle, en la que se llamaban los Mediocre Music Makers. Viene a significar algo así como ‘Los Músicos Mediocres’, que me parece un nombre perfecto para un grupo de música. Eran un dúo que se hizo famosísimo en la Ruta 66 y todo el mundo que pasaba por allí iba a escucharles.

Harley Russel en Erick Oklahoma Etapa 5 Ruta 66
Sandhills Curiosity Shop por Leo Reynolds

Harley Russell actúa solo en el local desde la muerte de su esposa. Nos habría encantado haberla conocido por todo lo que se contaba sobre ella en el documental. Desde luego que esta parada es absolutamente obligada.

Queríamos hacer noche en Erick porque queríamos tener tiempo para disfrutar de esta experiencia. Habíamos leído que, si le caes bien a Harley, después de la actuacion te invita a su casa, justo al lado. Es una casa de locos, toda llena de trastos por medio. De verdad que la experiencia vale la pena. Y no nos arrepentimos de habernos quedado a dormir en Erick porque, después de estar viéndole tocar 3 ó 4 canciones, y de hablar con él, nos invitó a pasar a su casa.

Podríamos describir la experiencia, pero en este vídeo de Youtube se cuenta bastante mejor. Aquí podemos ver a Harley y Annabelle Russell en acción.

Como aún era pronto cuando terminamos e íbamos a pasar la noche en Erick, nos acercamos al pueblo de al lado, Texola. Se llama Texola porque está en la frontera de Texas con Oklahoma. Pero sigue formando parte del estado de Oklahoma.

Texola, Oklahoma: precioso pueblo fantasma

Se trata de un pueblo fantasma que apenas aparece en las guías de la Ruta 66, y por eso nos encanta. Hay un mural enorme que rinde homenaje a lo que un día fue, en el que pone THERE’S NO PLACE LIKE TEXOLA.

La historia de Texola es muy parecida a la de la mayoría de los pueblos fantasma de la Ruta 66: Creció con la expansión del ferrocarril y la construcción de la Ruta 66. Y murió como muchos ellos. Un poco cuando dejó de pasar el ferrocarril, y otro poco cuando construyeron el bypass.

Es un sitio perfecto para hacer fotografías de lugares abandonados ya que la imagen de sus edificios derruidos junto al rótulo de la Ruta 66 en el asfalto es muy cinematográfico.

texola oklahoma
Fotograma del documental Almost Ghosts: Texola, Oklahoma

El restaurante del pueblo estaba abierto, así que cenamos una deliciosa hamburguesa con patatas y volvimos a Erick a pasar la noche. No hay mucho ambiente nocturno, así que, es una buena noche para descansar.

Conclusiones sobre la Etapa 5 | Ruta 66

La etapa 5 había sido muy intensa. Hemos conocido a dos personajes muy interesantes (John Hargrove y Harley Russell), hemos visto uno de los pueblos fantasma más bonitos de la Ruta 66, y hemos llegado hasta la frontera Texas-Oklahoma.

Pero si hay algo que defina la Etapa 5 | Ruta 66, es Harley Russell.