PREPARAR EL VIAJE

Preparar el viaje a la Ruta 66 no es tarea sencilla, pero desde que empecemos, comenzaremos a enamorarnos del camino. Antes de recorrerla, nos surgieron muchas dudas. Algunas respuestas las pudimos encontrar a través de internet, otras en los libros que nos compramos… Por eso hemos creado este apartado con las dudas más frecuentes antes de hacer la Ruta 66:

¿Es mejor hacer la ruta 66 por libre o en un viaje organizado?

Esto es una decisión muy personal, aunque desde mi opinión, es un viaje que se disfruta mucho más por libre. Eso sí, con una buena organización. Hay atracciones que sólo abren algunos días del año y lugares que no están señalizados y a los que nunca te acercarías si nadie te los descubre. Lo mismo pasa con muchos moteles y restaurantes que, si nadie te recomienda, jamás descubrirás en un viaje por libre. Por eso nuestra recomendación sería hacerlo por libre pero habiéndose preparado bien desde casa.

Algunos prefieren un viaje organizado porque no hablan bien inglés. El idioma, en este viaje, no será un problema. En todos los estados por los que pasa la ruta, sus residentes están muy acostumbrados a recibir visitantes. Y ya sabéis el dicho, cuando dos personas se quieren comunicar, se entienden, da igual el idioma que hablen. Aún así, hay mucho hispano y el idioma español se ha popularizado en los últimos años. La Ruta 66 no es uno de esos destinos que deba darte miedo organizar por tu cuenta.

Nadie te puede decir si es mejor hacer la Ruta 66 en moto o en coche
Nadie te puede decir si es mejor hacer la Ruta 66 en moto o en coche

¿La Ruta 66 en autocaravana, coche o moto?

He oído muchísima gente decir que quiere hacer la Ruta 66 en autocaravana. Mientras que esto es posible, no es la opción más recomendable. En primer lugar, por el estado de las carreteras. En muchos momentos, una autocaravana tiene que salirse a las carreteras interestatales por no ser el medio más recomendado para recorrer la Ruta. Además, los moteles no solo son baratos, sino que son históricos. La verdadera esencia de la Ruta 66 es alojarse en sus moteles de carretera.

Entre recorrerla en moto o coche, ya se convierte en una elección de cada uno. Si bien es cierto que el gran sueño es recorrerla en una Harley, el viaje se hace mucho más cómodo en un coche. Dependerá de lo que a cada uno le guste más, de cuántas personas vayan en el equipo, etc.

¿Cómo ahorrar en el alquiler de coche o moto?

La Ruta 66 a su paso por Arizona
La Ruta 66 a su paso por Arizona

Para recorrer la Ruta 66, la gran mayoría se termina decidiendo a alquilar un coche. Lo más habitual es recogerlo en el centro de Chicago y devolverlo en el aeropuerto de Los Ángeles. Esto tiene un inconveniente, y es lo que en Estados Unidos se llama el ‘one way fee‘. Se trata de una tasa (que fácilmente puede llegar a los 500$) que te cobra la compañía por devolver el coche en otro estado. Aquí, concretamente, lo estaríamos devolviendo a 4.000 kilómetros.

Es curioso que esto sólo pasa si alquilamos el coche en Chicago y lo devolvemos en Los Ángeles. En cambio, si recogemos el coche en California y lo devolvemos en Illinois, este ‘one way fee’ desaparece. La razón es muy sencilla: estamos haciéndole un favor a la compañía al devolver el coche en su lugar de origen. El inconveniente de esta opción es que estamos haciendo la Ruta 66 del revés.

Otro factor que afecta mucho al precio es dónde recogemos y devolvemos el coche en la misma ciudad. Por ejemplo, en Los Ángeles, suele salir mucho más económico recoger y devolver el coche en la ciudad que en el aeropuerto. Puede haber una diferencia incluso de 200$, así que, es interesante comparar entre distintas oficinas.

¿Cómo ahorrar para conseguir los vuelos a la Ruta 66?

Preparar el viaje a la Ruta 66 empieza por comprar los vuelos. Es lo primero que haremos, y su precio, como ya sabemos, dependerá de la disponibilidad de fechas que tengamos. Si nuestras vacaciones son 2 semanas cerradas, es posible que nos cueste más encontrar vuelos económicos. Si tenemos libertad, cambiar unos pocos días la llegada y la vuelta puede ser un ahorro de 300, 400, hasta 600 euros al comprar los billetes para dos personas.

Ahora bien, además de la libertad de fechas, hay otros factores que pueden suponer un ahorro considerable en los vuelos y que dependen enteramente de nosotros:

– Lo más habitual es empezar la Ruta en Chicago y terminarla en Los Ángeles. Ambas son ciudades principales y hoy en día ya no es tan caro llegar a ellas desde Barcelona o Madrid. La gente suele buscar un vuelo desde España hasta Chicago, y después, uno desde Los Ángeles hasta España. Esta opción, a veces, es más cara que realizar un triple proceso de compra:

  • Se trata de reservar los vuelos de ida y vuelta España / Los Ángeles o España/Chicago, en una única compra. Suele ser bastante más económico.
  • Después, compraríamos un tercer vuelo suelto desde Chicago hasta Los Ángeles o viceversa, que tomaríamos una vez hubiéramos terminado la ruta. De este modo, recorreríamos la Ruta 66 empezando por Los Ángeles y terminándola en Chicago, con la diferencia de que, una vez en Chicago, no volaríamos de vuelta a España, sino que volaríamos a California, donde ya tomaríamos el vuelo de vuelta.
  • ¿Es una opción recomendable? Depende de la diferencia de precio entre las distintas opciones y también de lo cómodos que seamos nosotros como viajeros. Sin duda, no es la opción más cómoda porque perderíamos una mañana o una tarde en el aeropuerto y el avión.

Consejo extra para ahorrar en el vuelo a la Ruta 66

También existe una tercera opción, que será la más barata de todas y que son muy pocos los que la aprovechan.

Mientras todo el mundo recorre la Ruta 66 de Chicago a Los Ángeles -no es de extrañar, es su dirección original-, muchos americanos la recorren en sentido contrario.

Se ahorra en los vuelos porque suelen ser más baratos, y especialmente, se ahorra en el coche de alquiler. Sin embargo, estaremos recorriendo la ruta en sentido contrario y habrá algunos paisajes que disfrutaremos de forma diferente. La diferencia de precio puede ser de unos 1.000$ en el presupuesto total del viaje, así que, no deberíamos descartar la opción.

Al final, la única solución es abrir un buscador de vuelos con tiempo y paciencia y probar las distintas alternativas.

Presupuesto para hacer la Ruta 66

Cuando comencemos a preparar el viaje a la Ruta 66, esta será una de nuestras principales dudas. Muchas personas me han preguntado cuánto cuesta hacer un viaje a la Ruta 66, pero yo sólo les podría contestar cuánto nos costó a nosotros.

En primer lugar, hay un grupo que yo llamo los ‘gastos grandes’.

  • Los vuelos, ese primer gran desembolso. Si los compramos entre dos y tres meses antes de viajar, suelen salir más económicos. Hoy en día se puede volar ida y vuelta por menos de 500 euros si se sabe buscar bien.
  • El alquiler de coche es otro de los grandes gastos del viaje. En este caso, ya hemos explicado fórmulas para ahorrar en el alquiler de coche para hacer la Ruta 66 entera. Por un lado, elegir bien la oficina, y por otro, para los más ahorradores, realizar el camino al revés para ahorrarnos el dramático ‘one way fee’.
  • El tercer gran gasto será el alojamiento, del que vamos a hablar más detenidamente. Los moteles de carretera no son caros, pero al final, son 15 noches en los Estados Unidos. Donde más problemas tendremos para encontrar alojamiento barato son en las ciudades de Chicago y Los Ángeles. Esta última, especialmente. En la Ruta 66 en general, por poco más de 50 euros la noche para dos personas, se duerme en moteles muy dignos que incluyen desayuno. Algunos días puede ser más, y otros, menos.
  • Y por último, entrarían en este grupo las comidas. En Estados Unidos se puede comer muy barato si a uno no le importa comer hamburguesas con patatas o pizzas cada día. Los Diners de la Ruta 66 están muy bien de precio, aunque según para qué estómago, puede ser cansado y repetitivo durante dos semanas.

Después, llegan los gastos más pequeños.

La gasolina en Estados Unidos es muy barata. Puedes recorrer la Ruta 66 al completo por unos 300$. También lo son las entradas a muchas de las atracciones, que en su mayoría, son gratuitas o aceptan donativos. En cualquier caso, no será una gran parte en nuestro presupuesto.

Otro gasto imprescindible será el seguro de viaje. Ojalá no lo necesites, pero si viajas a un país como Estados Unidos, tienes que ir asegurado. Hacerte un esguince te puede suponer una factura de 2.000 $ que ahorrarás con el seguro de viaje. Por menos de 100 euros por persona puedes estar cubierto las dos semanas.

Es buena idea reservar una parte del presupuesto para comprar en los comercios locales de la Ruta 66. Durante los 8 estados nos encontramos muchas tiendas de souvenirs o recuerdos temáticos. Si hoy hay un viaje que recorrer es gracias a la resistencia de esos comerciantes, así que, lo mínimo que podemos hacer es entrar en sus locales para comprar algún regalito.

Wigwam Motel en Holbrook, Arizona. ¡Un clásico de la Ruta 66!
Wigwam Motel en Holbrook, Arizona. ¡Un clásico de la Ruta 66!

¿Debería reservar los hoteles con antelación?

Esta es una pregunta muy frecuente a la hora de preparar el viaje a la Ruta 66. La libertad de elegir cada día donde uno quiere dormir nos permite pararnos más tiempo en aquellos lugares que nos llamen más la atención. Para un viaje de este tipo, no es muy recomendable. Lo mejor es planificar las etapas, aunque después tengamos un punto de improvisación.

En temporada alta, es muy probable que las habitaciones de los hoteles históricos se agoten, ¡Y sólo vamos a estar una vez en la vida en la Ruta 66! Si viajamos entre octubre y marzo, esto no será un problema, pero a partir de abril, son muchos los turistas que rodarán por la carretera hasta que llegue el otoño.

Si queremos pasar la noche en los hoteles más populares (El Blue Swallow Motel de Tucumcari, el Wigwam Motel de Arizona, el Munger Moss de Missouri…) tendremos que reservar con antelación sí o sí.

Preparar el viaje a la Ruta 66: ¿Cuántos días son necesarios para hacer la Ruta 66?

Si el tiempo -y el dinero- fueran ilimitados, podríamos decir que 3 semanas es el tiempo perfecto para empaparse bien de la Ruta 66. Sin embargo, la mayoría de viajeros dedican 2 semanas al viaje, incluyendo los cuatro días que se “pierden” en las ciudades de Los Ángeles y Chicago.

A modo de ejemplo, este fue el itinerario que hicimos nosotros. Sin embargo, siempre es recomendable adaptar las etapas en función de lo que a uno le guste conducir y el tipo de atracciones que le guste ver.

Nosotros estuvimos 2 días en Chicago y después comenzamos la Ruta 66, realizando las distintas etapas. Al finalizar, estuvimos en Los Ángeles otros 2 días. Fueron un total de 15 días.

  • Chicago, IL → Springfield, IL.
  • Springfield, IL → Desvío para ver un poblado Amish → Ruta 66 hasta St. Louis.
  • St. Louis, MO → Springfield, MO.
  • Springfield, MO → Oklahoma City, OK.
  • Oklahoma City, OK → Amarillo, TX.
  • Amarillo, TX a Albuquerque, NM
  • Albuquerque, NM → Seligman, AZ
  • Seligman, AZ a Barstow, CA
  • Barstow, CA → Santa Mónica, CA.
El final de la Ruta 66 en Santa Mónica Beach
El final de la Ruta 66 en Santa Mónica Beach

¿Qué documentos necesito para preparar el viaje a la Ruta 66?

Para entrar en Estados Unidos es obligatorio solicitar el ESTA a través de internet. Es un visado digital que suele ser aprobado en poco más de tres días. En él hemos de especificar cuál será nuestra fecha de entrada y salida en el país y dónde nos alojaremos la primera noche.

También es recomendable sacarse el carnet de conducir internacional. Es probable que lo pidan en la oficina de alquiler de coches, pese a que no es obligatorio para circular. En definitiva, la policía no te multaría por no llevarlo, pero es posible que la empresa de alquiler te lo solicite antes de entregarte el coche.

Y por supuesto, es casi imprescindible haber contratado un seguro de viaje. Estados Unidos no es un país donde la sanidad sea precisamente barata.

¿Cuál es la mejor época para hacer la Ruta 66?

Julio y agosto son los meses en los que más turismo nos encontraremos, y además, en algunas zonas podemos pasar mucho calor. Si nos es posible, siempre vamos a disfrutar más del viaje si vamos en primavera o a primeros de otoño.

Estamos recorriendo los Estados Unidos de este a oeste y el clima es muy variado. En la zona del desierto de Arizona y California las temperaturas pueden ser muy altas en verano. Especialmente si vamos a desviarnos a lugares como Las Vegas o Monument Valley. En Illinois y Missouri sucede todo lo contrario. Los veranos tienen un clima perfecto, pero los inviernos son fríos, nieva y hace mucho viento.

Además, si viajamos entre noviembre y marzo, es posible que muchas de las atracciones que queramos visitar estén cerradas. Las principales estarán abiertas, pero algunos comercios pequeños cierran sus puertas en temporada baja. Muchos de los pueblos de la Ruta 66 viven hoy únicamente del turismo.

En definitiva, pudiendo elegir, la primera opción sería mayo o septiembre. Después, abril u octubre, y por último, los meses de julio y agosto. Desde noviembre hasta febrero, trataría de buscar otro destino y dejar la Ruta 66 para más adelante.

Cambiar dólares para viajar a Estados Unidos

El cambio de moneda no es algo difícil para preparar el viaje a la Ruta 66. La mayoría de los locales aceptan tarjeta de crédito, es una costumbre muy arraigada en los EEUU. Sin embargo, hay que llevar dólares para cuando las cantidades sean muy pequeñas o por si tenemos algún problema con la tarjeta en algún establecimiento. Lo más habitual es cambiar una pequeña cantidad (400-500$) y el resto de pagos hacerlos con la VISA.

A la hora de cambiar de euros a dólares, se puede hacer desde España solicitándolo en tu banco con una comisión o directamente en las casas de cambio americanas. Las comisiones suelen ser algo más baratas si lo hacemos en el país de destino, pero perdemos tiempo de viaje realizando esas gestiones. La diferencia no suele ser tan alta como para compensar el cambio.

Internet y datos móviles en la Ruta 66

Algunas compañías españolas ya ofrecen roaming con EEUU, así que los móviles funcionan con los datos habituales de cada uno. Para quienes no dispongan de esa opción, la mayoría de los locales del camino -y todos los hoteles- tienen Wi-fi, así que, no es necesario comprar una tarjeta telefónica. También depende de lo adicto que cada uno sea a las nuevas tecnologías y la necesidad que tenga de estar conectado.

La única razón por la que puede ser útil tener internet en un viaje como este es por las apps descargables de la Ruta 66. Para usarlas, necesitaremos tener conectado el 3G.

Normalmente, es especialmente útil tener internet en un road trip para poder utilizar el Google Maps. Sin embargo, los mapas no te llevan por la Ruta 66 porque está descatalogada, así que igualmente tendrás que ir atento a las señales que te la indican. La solución sería descargar las aplicaciones de la Ruta 66 y estar conectado a Internet.

¿Necesito un GPS o me vale un mapa de la Ruta 66?

En realidad, seguir la Ruta 66 no es excesivamente complicado en la mayoría de los estados. Una vez encontramos la Old 66, lo único que tenemos que hacer es ir siguiendo los carteles, que afortunadamente, en la actualidad están muy bien señalizados. Además, se pueden conseguir mapas de la Ruta 66 -de los clásicos, en papel- en todos los museos y puntos de información.

Cuando viajamos, es muy común que utilicemos los mapas de Google para llegar a nuestro destino. El problema de usar Google Maps en este viaje es que siempre tratará de sacarte de la Ruta 66. Sirve como orientación, pero no para seguirlo al dedillo. Al ser una carretera descatalogada de los mapas, Google no suele enviarnos por ella si hay otra opción más rápida.

Hay dos aplicaciones que se pueden instalar en el móvil, aunque para utilizarlas durante la jornada necesitaremos tener el 3G activado. La App Route 66 (3$ de precio) es muy buena como mapa para seguir. La aplicación Route 66 Travel, que es gratuita, está más centrada en qué atracciones veremos por el camino.

¿Tienes más preguntas sobre cómo preparar el viaje a la Ruta 66?

Si tienes más preguntas sobre la Ruta 66, escríbenos a través del formulario de contacto y trataremos de añadir tu pregunta a esta sección.